martes, 11 de noviembre de 2008

Angustia Oral

Supuestamente "estoy a dieta". Por eso me cago de hambre en las comidas.
No tomo cerveza, porque engorda.
Bueno, tal vez un poquito. Es artesanal.

Sé - quien alguna vez siguió una dieta lo sabe - que lo más sano y mejor es comer 6 veces al día, variado y moderado; que no hay que pasar hambre, y que lo mejor es hacer ejercicio mientras comés equilibradamente.

Pero cómo nos auto-engañamos, es impresionante.

Comer 6 veces al día, sí. ¿Pero todas juntas?
¿Ejercicio? Caminar hasta la parada del cole cuenta? (me da paja ir a gimnasia... hay viento ... está muy lejos - ¡¡¡3 cuadras!!!)

Si no almuerzo, mejor. Así me quito la culpa de no hacer nada.
Eso sí: esa misma tarde me clavé quichicientas gomitas, un paquete de galletitas de cereal, otro de ópera, una banana, unos puñados de nueces y un pedazo de pan duro (posta, pan duro).

(después me veo gooeeeeerrdaa).

Y me sigo auto-engañando. empiezo el lunes... espero a ver qué sale en la resonancia ... hace frío ... hace calor ... estoy agotada ...

...hasta que empiezo y la motivación me dura unas semanas ...

... y el final es en donde partí.

1 comentario:

Laura dijo...

la vida misma...

pobres hormigas, estuvieron siempre, antes q eñ hombre y asi las tratan...

está bueno el blog

de alguna forma se q pasa en tu casita! jejeje

besooosssssss

lau