jueves, 14 de mayo de 2009

Impuesto al Cheque

Marzo. Laburo a estrenar, con olorcito a nuevo, con desafío incorporado (nunca tan chiquitos).
Los primeros días de Abril, la institución paga puntualmente con un cheque, como suele hacerse cuando la cuenta en el banco no es un hecho todavía.
Clin caja. Cobradito está.

Abril. Me afianzo. Descubro que niños de once años pueden agotar. Mientras, me levanto temprano un día, y abro la maldita cuenta.

Primeros días de Mayo. Vorágine de multiplicidades, ofertas de trabajo por doquier, decisión trascendental... no encuentro el nuevo cheque.
El cheque.
¡El cheque!
¿El cheque?

Me desespero, lo busco hasta las dos de la mañana, razzia de papeles, limpieza a fondo, registro sistemático de camperas hasta en el forro, reconstrucción obsesiva de cada imagen: firmando el recibo de Abril... el banco... ¿qué tenía puesto?... ¿qué carpeta, qué cartera,qué bolsillo...?

Listo. Lo perdí. Qué pelotuda. Mirá que perder un cheque.
Bueno, a hacer la denuncia. Ah, pero necesito el número. Y no voy a confesarles a mis estrenados y conserva patrones mi boludez crónica.

Cuando tengo bien armada la historia, llamo. Me robaron la cartera, sí, en el colectivo, viste cómo está todo ahora. Creo que tenía el cheque de Abril... ¿número?

Y la mina:_Pero si te depositamos en la cuenta.

DIOS, QUE FLOR DE PELOTUDA. No hay cheque, nunca lo hubo, siempre lo mismo, me quiero matar.

Cuando pensé que nò podía ser más patética.

8 comentarios:

josealfonsomartínez dijo...

Accedo a tu blog desde Sublimaciones. En la tercera entrada al mío,
http://callejadelahoguera.blogspot.com podrás encontrar el programa emitido este fin de semana por la emisora de televisión española "Cuatro", el programa de Iker Jiménez, "Cuarto Milenio", relativo al best-seller y a la película Ángeles y Demonios. Podrás comprobar cómo se destapa la realidad de un vaticano ocupado actualmente por ciertas capas ocultas de la masonería y, por otro lado, el enfrentamiento entre Iglesia y Ciencia. Espeluznante.
Un saludo,

post dijo...

accedo a tu blog de fucking casualidad y no tengo gans de ver ángeles y demoniosjajaja.

Maldito cheque! el mundo ya estaba lo sufiecientemente loco con los papeles de dinero y ahora esto! Las colas de banco para cobrar son los nuevos purgatorios sociales.

Cheques, cheques cheques (LA Spinetta)

yocomunicador dijo...

JA,JA. Cosas que pasan. Me gusta como escribís. Tengo el presentimiento de que ya anduve por acá... y dije lo mismo. Besos!

ladesmadeja dijo...

josealfonsomartinez:

paseportublogynoloentendí.saludosigual!


post:

confieso mi inutilidad ante bancos, cuentas y cheques.Una lela total.
Saludos y gracias por tu paso.


vos comunicador:

gracias por las flores... creo que también pasé por tus blogs alguna vez.

Vero dijo...

o sea es un cheque y no existe?
Ah! en tu lugar no hubiera podido inventar una historia coherente y creíble, si, aparte de no entender un carajo sobre las movidas de los bancos, tampoco soy buena en inventar una historia convincente.
"Vinieron 2 ninjas, uno vestido de rosa y el otro de negro me apuntaron con una pistola y vino un perrito que se robó mi cartera"

Ehh no estoy jodiendo, de verdad no sirvo para esto.
Saludos Jaja

ladesmadeja dijo...

Vero:

La anécdota bien podría llamarse "la insoportable levedad del cheque" o algo así.

En cuanto a tu historia... si bien no es convincente, ¡al menos es divertida!

(tampoco creas que sirvo para eso... respondí "ay... tantas escuelas... tantos cheques.... un túnel! se corta...)

Besos.

Ana Gölk dijo...

Ay te entiendo. A mi me suelen pasar esas cosas. Uno queda como un tonto, pero es pura distracción pienso yo.
Un beso

ladesmadeja dijo...

Ana, es así, nos descolgamos de nuestro planeta interno y parecemos tontos.

Prefiero la definición de Cortazar, "cronopios" : ).

Un beso.