martes, 7 de abril de 2009

Indignación

¿Cómo decía el dicho ese? "Los locos y los niños dicen la verdad, por eso a los locos los encierran y a los niños los educan".

No queremos escuchar la verdad, no queremos darnos cuenta de que el rey está desnudo.
Por eso cuando alguien se anima, cuando alguien ejerce el derecho legítimo de opinar libremente, de contar su mirada del mundo, pasan estas cosas.

Me estoy refiriendo al blog La Bonaerense. Denuncia de por medio, hipocresía mediante, ya el dedo del gigante sistema aplastó el mosquito. La molestia.

¿Cassandra en un país de ciegos?

Y todo mientras nos llenamos la boca, nos hinchamos, de democracia. Mientras públicamente nos acongojamos con la muerte de su supuesto padre. Y hablamos. Y nos golpeamos el pecho.

Pero hay mugre debajo de la alfombra, hay un tieso en el placard, hay un cocodrilo enfrente al espejo.

Somos una joyita, eh.

5 comentarios:

Vero dijo...

Te acordás de que en el cole simepre te contaban la gran hazaña de Sarmiento? De que fue el único niño que fue a clase en un día de torrencial lluvia?
Por aquellos días Jorge Lanata dijo algo así como, que en el periodo que Sarmiento vivió su niñez nunca hubo lluvias...

Lo dije en clase (mala idea), embarrando el relato de mi señorita. Dirección y directora. Nota en el cuaderno de comunicados. Recién ahora se porqué. JAJAJAJA. Saludos che.

la bonaerense dijo...

gracias por tu apoyo. Espero volver pronto, extraño postear :(

besos!

ladesmadeja dijo...

Vero: ¡qué genia! jajajaja me estoy imaginando la cara de tu maestra y cuánto te odió en ese momento.
Saludos y nos vemos por ahi... ¿que tal estuvo ese viaje? Besos.


Bonaerense: un beso grande. Te voy a extrañar. Mucha fuerza y aunque no nos puedas contar más, sabé que estamos ahí, sosteniendo.
Besotes.

Claudio Gabriel Tomasello dijo...

La inteligencia humana es limitada, pero la estupidez, no tiene límites.

No me canso de decirlo, especialmente en estos casos.

Hay más de un tieso en el placard. Seguro.

ladesmadeja dijo...

Comparto totalmente Claudio.

Saludos.